Menú Cerrar

¿Qué es virus?

Si has oído hablar sobre el juego de cartas Virus y quieres informarte sobre su temática, en que consiste el juego y a quien va dirigido, estas en el lugar indicado.

El juego de mesa Virus consiste en enfrentarte a la pandemia y competir por ser el primero en erradicar los virus logrando aislar un cuerpo sano para evitar la propagación de terribles enfermedades. En este divertido juego todos los medios a tu alcance valen para ganar. El vencedor será colmado de reconocimientos y los perdedores arrojados a las enfurecidas autoridades sanitarias. Deberás utilizar tu astucia para alzarte con la victoria boicoteando los esfuerzos de tus rivales.

Hasta aquí todo correcto, se trata de un juego de cartas multijugador en el que compites de manera individual para llevarte la victoria.  El contenido del juego consiste en una baraja con 70 cartas con dos de ellas en blanco para crear nuestras propias cartas como explicaremos más adelante.

En que consiste virus

El funcionamiento de Virus es sencillo y se aprende rápido. El objetivo es conseguir un cuerpo humano sano. A base de cuatro órganos (cartas), el corazón, el cerebro, un hueso y el estómago (o un pimiento como dicen sus creadores). Para entender como es el funcionamiento del juego primero vamos a hablar sobre los distintos tipos de cartas que encontramos en la baraja.

Tipos de cartas

Existen cinco tipos de cartas distintos. Cada turno se puede jugar una de ellas sin importar la tipología de carta. Los distintos tipos de cartas son estos:

Órganos – Como hemos dicho hay 4 tipos de órganos, cada uno tiene un color asociado que será el que indicará en todo momento que cartas pueden aplicarse a cada órgano. Tenemos el corazón (rojo), el cerebro (azul), el hueso (amarillo) y el estómago (verde).

Virus – Los virus se utilizan para infectar los órganos. Estos también tienen los colores de los órganos por lo que solo se podrá infectar un órgano que sea del mismo color que la carta de virus. Sobre un órgano que ya tenga un virus infectándolo se puede lanzar otro virus. Desgraciadamente, eso provoca que el órgano deba ser extirpado, por lo que la carta se pierde y se va al montón de descartes.

Vacunas – Para contrarrestar los virus, y sanar nuestros órganos tenemos las vacunas. Se puede utilizar una cura para eliminar el virus de un órgano (siempre que coincidan en color), y se descartarían las dos cartas. También podemos ser previsores y proteger un órgano con una vacuna, pero otro jugador puede usar un virus sobre esta y ambas cartas se descartarían. Si a un órgano que tenga una vacuna le aplicamos una segunda vacuna, este quedara inmunizado, quedando protegido para el resto de la partida de los virus de los rivales.

Comodines – Tenemos tres tipos de comodines, el comodín órgano, vacuna y virus. Estas pueden utilizarse para substituir una carta de cualquier color. El órgano multicolor substituye a cualquier órgano, al tratarse de un órgano multicolor podrá ser infectado por un virus o protegido por una vacuna de cualquier color. El virus multicolor puede aplicarse en cualquier órgano, pero como es multicolor también puede curarse con cualquier vacuna, sin importar el color de esta. De igual manera, una vacuna multicolor aplicada en un órgano podrá ser eliminada con una carta de virus de cualquier color.

Cartas especiales:

  • El trasplante – Con esta carta intercambiamos cualquier órgano de cualquier jugador con cualquier órgano de cualquier otro jugador. Como ejemplo podríamos cambiar uno de nuestros órganos infectados por el órgano vacunado de otro jugador. Los casos en que no se podría realizar el intercambio serian con un órgano inmunizado o si después de realizar el cambio un jugador quedara con dos órganos del mismo color.
  • Ladrón de órganos – Permite robar un órgano a cualquier jugador. No importa si está sano o infectado, la única restricción es no tener dos órganos del mismo color o un órgano inmunizado.
  • Contagio – Esta carta permite que lanzar nuestros virus a otros jugadores siempre que sea posible. Para que eso pueda suceder debemos mandar el virus a la carta de otro jugador que coincida en color, siempre y cuando el órgano no tenga ninguna carta de virus o vacuna afectándole.
  • Guante de látex – Esta carta hace que el resto de los jugadores se descarten de su mano. Estos deberán robar otra vez tres cartas y perderán el turno, por lo que el jugador que utilice esa carta tendrá dos turnos seguidos.
  • El error médico – permite intercambiar todo nuestro cuerpo con otro jugador, sin importar si los órganos están vacunados infectados o inmunizados. Esta carta tiene gran valor y es capaz de cambiar totalmente el transcurso del juego.

cartas especiales

Para las dos cartas en blanco pueden hacerse cantidad de opciones al gusto de cada uno y su imaginación. Lo único que hay que procurar que no sean cartas super poderosas que desequilibren la partida. Aquí algunos ejemplos de ideas para las cartas en blanco:

  • Extracción de urgencia – La carta permitiría descartar el órgano de otro jugador sea cual sea su estado.
  • Enfermedad contagiosa – La jugáramos sobre el órgano inmunizado y este pasaría a estar simplemente vacunado.
  • Anestesia general – A quien le toque esta carta, elige a un contrincante y lo “duerme” durante un turno.
  • Vacuna experimental – esta carta equivale a una inmunización directa para un órgano.
  • Estudio Comparativo – Puedes ver las cartas de la mano de un jugador y elegir si quieres intercambiar las cartas con él.
  • Cuarentena – Elige uno o dos colores (verde, azul, rojo, amarillo), tus oponentes no pueden jugar cartas de dichos colores durante su próximo turno.
  • Reciclaje de residuos – En vez de rellenar las cartas del mazo normal las coges del mazo de descartes.

Como se juega a Virus

El juego comienza sorteando el jugador inicial y repartiendo tres cartas a cada jugador. En cada turno se juega una carta sea del tipo que sea, según el tipo de carta se hace una acción u otra y robamos otra carta para quedarnos siempre con tres cartas en la mano.  Si de las 3 cartas restantes no nos interesa ninguna o no podremos jugarlas, descartamos las cartas y robamos de nuevo tres cartas más para rellenar la mano. Siempre se rellena la mano al final del turno nunca antes de jugar ninguna carta.

mano cartas virus

Una vez tengamos 4 órganos sanos en nuestra zona, es decir, cuatro órganos sin ningún virus afectándolos, habremos ganado la partida. Pero no es fácil, ya que los otros jugadores tratarán de infectar nuestros órganos y perjudicarnos usando las cartas especiales.

Porque elegir Virus

Virus es un juego emocionante ya que el progreso del jugador se muestra en todo momento. Esto hace que normalmente los jugadores se ceben con el que va ganando. Con la cantidad de cartas especiales que hay, la balanza puede desequilibrarse muy rápidamente. Esto hace que haya gran emoción durante toda la partida y sobre todo en los turnos finales cuando estas al límite de ganar deseando que nadie te cambie por completo tus cartas.

Es un juego rápido y sencillo. Tiene bastantes tipos de cartas, que pueden resultar complicadas al principio, pero nada más alejado de la realidad. El funcionamiento del juego se capta muy rápido por lo que es ideal para jugar con niños, en familia o con amigos. Además, al tratarse de un juego de cartas es genial para llevarlo de viaje y jugar en cualquier parte. Las partidas pueden alargarse si los jugadores se sabotean mucho entre ellos, pero normalmente se trata de partidas rápidas que agilizan mucho el juego evitando que la gente se aburra en turnos interminables.

Es un juego adictivo y que ha gustado a todo tipo de público. Tiene un alto componente de malicia que facilita las risas y diversión. Éticos o no, todos los medios a tu alcance valen para ganar.  No esperes pare descubrir Virus y pasarlo en grande compitiendo con tus amigos y familiares. 100recomendado.

Además, ahora puedes encontrar el juego en Amazon con esta magnífica oferta y la expansión: