Menú Cerrar

Luxor, serio aspirante a triunfar

Pensé que había visto todas las formas posibles de usar cartas. Guardándolas en tu mano. Poniéndolas sobre la mesa. Mirando hacia ti. Mirando hacia todos los demás en la mesa. Y luego viene Luxor, un nominado al Spiel des Jahres por Rüdiger Dorn, con una forma de usar cartas que es completamente nueva y, sin embargo, super simple.

luxor juego mesa

Como se juega a Luxor

Luxor no tiene mucha historia. Cada jugador controla a un grupo de aventureros mientras atraviesan el legendario templo de Luxor hasta la cámara funeraria del faraón. No es tanto lo que estás haciendo o por qué eso que hace que Luxor sea interesante. Es el cómo.

En tu turno puedes mover a uno de tus aventureros jugando una carta de tu mano de las cinco disponibles. En su mayoría, eso te permite mover un número fijo de pasos hacia adelante, algunas cartas te hacen tirar los dados o te permiten mover un paso hacia atrás. Hasta aquí no hay mucha innovación. Lo nuevo es que solo puedes jugar las dos cartas externas en tu mano. La nueva carta que robas después de utilizar una se coloca en el medio. Obviamente, no tienes permitido reordenar las cartas en tu mano.

Este pequeño giro hace que elegir una carta sea más que una decisión unidimensional. No se trata solo de a dónde quieres moverte, sino también de la carta que estará disponible para tu próximo turno. Eso, a su vez, combina bien con el resto de Luxor. Cuando te mueves, solo cuentas los espacios que aún tienen una ficha en ellos. Muchas fichas se eliminan durante el juego. Por lo tanto elegir una carta no tan buena este turno podría llevarte más allá en la próxima ronda. Por otro lado, otro jugador que retire una ficha que contaste con estar allí puede arruinar tu próximo turno porque ahora te moverás demasiado lejos.

luxor juego

Y además de eso, también tienes que tener en cuenta a que ficha quieres llegar a la hora de tomar una decisión sobre que carta jugar. Los más comunes son los azulejos del tesoro. Tienes que situar el numero de aventureros indicado en la ficha para llevártela. Eso te da puntos de victoria, y por cada juego de jarrón, joyería y estatua obtendrás más puntos al final del juego. Algunos espacios del tesoro permanecen vacíos, acortando el camino a través del templo. Otros se rellenan con azulejos del templo con diferentes efectos especiales. Por ejemplo, puede encontrar un túnel que te permita avanzar a la siguiente casilla con un túnel.

fichas juego luxor

También hay fichas de Horus donde recoges cartas de movimiento especiales. Es posible que te permitan elegir libremente hasta dónde quieres ir, o pueden mover a todos tus aventureros. Sin embargo, estas fichas son como las cartas normales, por lo que las debes colocar en el centro de tus cinco cartas en mano y llegar a ellas para usarlas. Alternativamente, puedes recoger una llave en una ficha de Horus, la única manera de entrar en la cámara funeraria. Las llaves suenan importantes, pero el juego termina cuando dos aventureros han entrado en la cámara. Es una decisión estratégica perfectamente acertada renunciar a las llaves y a entrar en la cámara funeraria y tratar de ganar muchos puntos de otra manera.

 

Por último, están los azulejos Osiris, más aburridos. Todo lo que hacen es mover a un aventurero un número adicional de pasos hacia adelante. Aparte de las diferentes fichas, hay una característica más de interés en el tablero: las tres estatuas de Anubis. Comienzas el juego con dos de tus aventureros en juego. Cuando pasas una estatua de Anubis, añades un aventurero en la entrada del templo. Tendrán que ponerse al día, pero entre las casillas que desaparecen y los túneles es posible que lleguen mucho antes de lo esperado.

Es importante mover los aventureros rápidamente hacia el templo. Como hemos mencionado anteriormente, el juego termina cuando dos aventureros han llegado a la cámara funeraria. Cuando eso sucede, una de las maneras de conseguir puntos es según cuán lejos ha avanzado cada uno de sus miembros al templo. Los dos jugadores que ingresan a la cámara obtienen algunos puntos de bonificación por encontrar los dos sarcófagos. También se obtendrán puntos por las fichas de tesoro, las fichas de escarabajo, y los puntos que ya se ganaron con las fichas de tesoro durante el juego. Al sumar todos los puntos el jugador con más puntuación es el ganador.

Por qué elegir Luxor

En la introducción comenté que Luxor está lleno de decisiones muy difíciles. En cierto modo, eso es cierto. La decisión de qué carta juegas tiene muchas implicaciones. Al mismo tiempo, solo tienes que decidir entre dos cartas. Dos opciones, no más. No hay fichas secretas de acción especial. Escoges una de dos cartas.

Esto se divide entre solo dos opciones pero muchas consecuencias derivadas de esa elección que podrían no funcionar. De hecho, para que un juego familiar como Luxor funciona espléndidamente. Las dos opciones no sobrecargarán a un niño de ocho años, y la suerte de robar cartas de movimiento funciona bien como ecualizador. Al mismo tiempo, siempre te sientes en control. Todo lo que sucede viene de tus decisiones.

Luxor también te da algo que aún faltan muchos juegos familiares: diferentes maneras de ganar. Puedes jugar a Luxor como una carrera hacia la cámara funeraria. Si consigues dos de tus propios aventureros allí lo suficientemente rápido, esos puntos podrían ser suficientes. O podrías perder contra un jugador que fue lentamente y recogió las fichas del tesoro.

Con la gran cantidad de juegos de mesa que hay actualmente en el mercado y la importante cantidad de títulos nuevos que son lanzados anualmente resulta difícil decantarse por un juego u otro a la hora de decidir explorar nuevos juegos. Luxor está enfocado a un público muy amplio, excelente para pasar tardes en familia y amenizar días de lluvia con los amigos.

En Luxor encontrarás un juego dinámico y con emoción. Como ya hemos comentado antes, cada partida es diferente. Si bien es cierto que con la experiencia se van adquiriendo más habilidades que permiten tomar decisiones más acertadas en cada turno, cada partida necesita una estrategia diferente por lo que siempre resultará un reto. Luxor requiere de aproximadamente 45 minutos por partida por lo que no es un juego rápido. Sin embargo, durante el juego no resulta aburrido invertir todo ese tiempo en una partida. Además, la narrativa del juego hace que las ventajas desaparezcan de manera rápida, manteniendo hasta el final una partida equilibrada dando opciones a todos los jugadores de ganar si juegan bien sus cartas.

luxor juego cartas

En resumen, Luxor es un buen juego para aquellos que buscan un juego de estrategia entretenido que permita jugar durante periodos prolongados sin aburrir a los jugadores. Para acabar, recordar que ha sido uno de los nominados a juego de mesa del año 2018. Esta nominación no la gana cualquier juego por lo que está asegurado que vale la pena probar este fantástico juego y disfrutar descubriendo el misterioso templo de Luxor.

Compra Luxor aprovechando esta oferta de Amazon 

Luxorhttps://amzn.to/2QdJOhD

Luxor

Precio: 46,00€